Como escalar rápido (Parte I)

Viendo que hay varios interesados en Patagonia... 

    Yo lo conocí a Elio Orlandi, estuve con el bastante , compartimos una sopa de verduras casera y jamón traído de Italia en Paso Superior. Sabido es que la mejor manera de semblantear un montañista no es ver que grado tira, sino ver como cocina, es decir como vive la montaña. Esto fue un par de años antes de que abriera con Lucas Fava y Codó esa vía de 1250m en la este del Fitz, "La línea de la elegancia" 7c (6c/A2).

    La impresión que tuve de él es un tipo que va para arriba, un tipo que por lo menos en ese entonces no me dio la impresión de ser alguien que tirara 8a. Lo que este tipo tiene es una mente patagónica, una mente donde hay un "hay que ir para arriba" adentro. Un tipo que sabe donde se esta metiendo porque tiene años de Patagonia, sumado a una calma que la da eso mismo, los años. Me dio la impresión de tener una gran resistencia física y una experiencia enorme.

    Por eso hay que escalar mucho en Patagonia para entender como funciona la montaña allá en lo referente al clima fundamentalmente y en las tácticas que hay que seguir. Recién ahí se puede empezar a pensar en abrir una ruta. 

    Por eso no es cuestión de repetir vías ó no, de escalar 7a ó 8a, es cuestión de adquirir años de experiencia en Patagonia; por eso si uno ve fríamente los números de la dificultad técnica, estos nada tienen para decir. Que uno este tirando 6a en Gigantes no te habilita para escalar un 5to en Patagonia. No tiene nada que ver una cosa con la otra.

 

Patagonia funciona de una sola manera:

    Hay que escalar muy rápido. Y esto no solamente se refiere a la parte de escalar propiamente dicha. Se pierde mucho tiempo abajo de la vía organizando todo y en las reuniones pasándose el equipo y ordenando, tomando agua, etc.

El primero equipa, arma la reunión bien rápido, no se puede tardar media hora en armar una reunión, por eso la experiencia es fundamental, las reuniones en las vías clásicas estan ya casi armadas con inumerables bucles de cordín, ahi hay que estudiar como esta la cosa y decidir correctamente, no hay tiempo para andar cortando cordines y armando la de uno, se hace lo que se puede, se busca una solución satisfactoria.

    El segundo, si el primero equipó en una hora, debe tardar la mitad ó menos, porque no necesita escalar todo en libre, tiene que acelerar colgándose de todo lo que ve, usando friends como tomas... etc., debe buscar la manera de subir muy rápido y generándose el menor cansancio posible, porque luego tendrá que equipar. El segundo cuando llega a la reunión debe tener todo el equipo ordenado, completa el material y sale a equipar. Este trámite en la reunión no puede ser más de 5 minutos. No hay descanso.

    La escalada patagónica es única y no se parece en nada a la escalada que pudieramos haber hecho antes, en ella lo fundamental es la velocidad. Para eso hay que estar concentrado antes de que venga el buen tiempo. Analizar con el compañero cada detalle de la escalada los días previos, asignar que largo va a hacer cada uno de antemano, (no estar a pie de vía, pensando quien va a equipar), preparar el porta-material de primero y segundo muchos días antes al detalle. Minimizar el equipo: no llevar cosas innecesarias como un friend 5, que pesa medio kilo, salvo que si o si la vía lo requiera. Donde entra un 5 en Patagonia generalmente se encuentra para poner otra cosa. Normalmente a cualquier vía clásica puede irse con un único juego de friends y un juego de stoppers grandes. Llevar un par de clavos más una piqueta martillo por las dudas más 40m de cordín.

    A veces por minimizar uno se olvida de lo fundamental como las pédulas (ha pasado) ó llevar un par de tornillos a un coulouir, ¿que hacemos con solo un par de tornillos en una via de hielo?

 

Como preparación:

    Para objetivos normales (como lo son las agujas satélites), el mejor entrenamiento aeróbico que se pueda lograr como para ir a Mendoza a subir un 5000. Buscar resistencia física, la misma que puede tener cualquiera que anduvo pateando un pedrero durante horas en Mendoza.

    No hace falta escalar 7a, si hace falta una mente "para arriba", bien decidida y que no flaquee. Patagonia te la pone a prueba.

 

    Equipar un 5+/6a con soltura en montaña es suficiente. (con soltura quiero decir que no este uno siempre a punto de volarse). No se pueden tener dudas de ningún tipo respecto a donde uno se va a meter. Para esto hay que tener pasos previos hechos en montaña y especialmente en montaña invernal que incluya hielo, nieve y roca. No puede uno ir a meterse al Fitz la primera vez en Patagonia. Si hay dudas, elegir algo de menor nivel de dificultad.

 

    Olvidarse de escalar como se puede escalar en Gigantes. En Patagonia las cosas tienen que salir de una, uno no puede volarse equipando. Si surge alguna duda antes de encarar, se usa alguna maña para pasar y evitar una caída. Hay que usar la imaginación, porque lo que uno busca es llegar a la cumbre y no la muerte.

    Cualquier accidente por mínimo que sea es gravísimo en una pared patagonica, muy probablemente salir sea imposible para el accidentado. Obviamente que hay momentos, donde uno puede gozar de una linda escalada en libre por un granito divino en un día de sol.

 

Un entrenamiento para Patagonia es ir a Arenales ó a Frey a vías que tienen acercamientos de hora y media, y meterse en vías largas con el método patagónico, tratando de no desperdiciar tiempo. Vías que te obligan a andar muy rápido, rapelar de noche, etc. Hacer el Cohete en invierno debe ser lo más parecido a escalar la francoargentina.

    Escalar en Gigantes no sirve de mucho, porque esta todo chapeado y no va a aportar mucho más de lo que puede lograrse técnicamente acá en la pared. En Gigantes, no existe la posibilidad de entrenarse en armar reuniones rápido, ni el tiempo que demora uno en buscar un seguro confiable. No aporta nada para patagonia, es otro lenguaje.

    Si todo esto fue viento en popa, la cordada esta afiladísima y en su mejor momento, entonces hay que esperar que el clima te deje escalar un ratito en 15 días y eso es mucho pedir. Es verdaderamente desesperante a veces. Tanta preparación y todo esta librado a la suerte con el clima y seguramente vas a tener que volver otro año, y otro y otro....

El mejor momento FEBRERO.

 

    Pero el paisaje, ese lugar, ese mundo aéreo de roca y hielo increíble vale todo el tiempo y el esfuerzo que uno le dedique. No creo que existan muchos lugares en el mundo que tengan la magia y la atracción de los cordones del Fitz Roy y el Torre.