Domingo, 02 Agosto 2015 18:07

Escalada Alpina

Written by 
Rate this item
(0 votes)

   

 

      Por un rato estas solo allá arriba, en el extremo de una cuerda, son solo hilos de colores que te unen a tu compañero y a la montaña, respiras, estas conectado a tu cuerpo en plenitud, absorbiendo pura naturaleza, sintiendo el calor de la roca, el sol, el viento que te da en la cara de a ratos, viviendo instintivamente en un entorno salvaje, abrumado de silencios, tomando decisiones simples pero profundas.

     No es poca cosa estar solo en un ambiente salvaje y tener que decidir dentro de un tiempo muy acotado que hacer, como seguir adelante. Y por sobre todo es una decisión que afecta a tu compañero…si te equivocas, también se equivoca el, si te equivocas estas  poniendo en riesgo su vida además de la tuya.

 

     Te sentís conquistador, explorador, descubridor, tu propia vida y la de tu compañero esta en tus manos. Si bien esta la cuerda que te da una relativa seguridad, sabes que una caída de 3 metros puede ser muy dura contra la roca y salir solos de una pared que esta metida horas caminando en la cordillera con alguien imposibilitado, no es tarea fácil, y hasta puede llegar a ser imposible. Ahora avanzaste 10mts sobre el ultimo seguro, si…., pusiste un buen seguro antes de seguir, pero ahora no te podes caer, técnicamente apreta la roca…. Abajo hay repisas, bloques y la pared no es vertical, asi que te la das contra todo.

     No sabes que hay en los próximos metros, ni con que te vas a encontrar, tal vez lo adivinas, lo supones. Y no es solo un problema atlético, o de capacidad técnica esto de la escalada alpina, hay que resolver rápido y bien, tener sentido común,  encontrar donde poner un seguro que proteja tu progresión por la roca, y tampoco se puede poner algo en todo lugar que encuentres, poner un seguro lleva tiempo, y eso es lo que nunca hay en una vía alpina, además tenes que evaluar con cuanto equipo contás, te tiene que alcanzar para más arriba. Te preguntás: habrá donde poner algo más arriba?, y ese algo será algo decente? ó será solo psicológico?. Y si no hay nada? Y si no hay nada que poner y estoy expuesto a una caída de varios metros en un terreno que me exige al máximo técnicamente?, la fuerza me va a flaquear junto con la mente, van a temblar los músculos, va a arrancar la desesperación...comenzaré a saborear el metal en la garganta…ya alguna vez lo viví….No… Eso no debe pasar, tengo que tener un plan B, y si avanzo es porque sé que voy a poder al menos resolverlo con un mínimo de elegancia, ó al menos poder volverme con seguridad al paso anterior. Evalúas muchas cosas, tu estado anímico, tu estado físico, tu capacidad técnica, te estiras un poco hacia atrás, tratando de adivinar lo que viene. Pensas en que tu compañero espera y el tiempo sigue pasando…Buscas agarres, calculas posiciones, ois al viento, mirás alrededor como esta el clima, tu compañero que esta por allá abajo y no ves, te alienta a seguir, porque como vos, el ve que la cuerda no avanza, y sabe que hay algun problema a resolver. Hay una responsabilidad ahi...hay que seguir, y seguir rápido, nadie se vuelve en mitad de un largo, pero también sabes que no podes equivocarte.

     El clima también aprieta, esta soplando, entran nubes del oeste y ya llevas 5minutos pensando que hacer…la escalada alpina es también tiempo además del clima. Necesitas resolver rápido, no se trata de escalar tomándote el tiempo que quieras, hay que moverse, resolver. Tu compa hace media hora que esta en la reunión pasando frío, y ansioso por que corra la cuerda…, lo sabes porque vos también estuviste ahí y sabes que cuando la cuerda no corre es porque se detiene el fluir de una ascensión, la melodía se interrumpe. De apoco te vas adentrando en una noche de rapeles si la cuerda no avanza.

    Avanzas metros apoyado en minúsculos bordes de roca afilada, el último seguro queda lejos abajo tuyo, y acá no encontras nada bueno. Ya la presencia de la cuerda pierde importancia, tu compa esta tan lejos, 40m por allá abajo, el no te ve, estas solo en un crux, y la cuerda describe tantas idas y vueltas que si te caes de aca te la das seguro contra algo.

   Tenés que evaluar con que equipo contas para proteger, que viene más arriba para no gastarlo acá si no es del todo necesario, miras 10, 20 metros mas alto tratando de adivinar que te hará falta. Y como estas abriendo una nueva ruta, algo desconocido, hace rato que venis pensando en como vas a bajar. Buscas emplazamientos de rapel naturales. Y por sobre todo como vas a bajar de la cumbre.

    Solo faltan pocos metros, no hay nada para poner, pero la cumbre esta tan cerca que solo queda arriesgarse un poco y subir…pero no podes dejar de pensar en como vas a bajar de ahí. Y si en la cumbre que es minúscula no hay nada para poner ó dejar? Ya casi no tenes equipo y vas a tener que resolver como dejar un emplazamiento para rapelar de la cumbre. Es una gran preocupación, como bajar de una montaña.

    Finalmente llegas a esa pequeña cumbre y antes de mirar siquiera el paisaje, descubris algo desesperado y agitado por los últimos metros, una pequeña hendidura, granito blanco erosionado por la lluvia y el clima…tal vez y casi seguramente ese Lost Arrow que traes de yapa pueda clavarse ahí y permitirte un rapel seguro. Es solo un clavo.

    Al rato se oye el tin-tin por todo el valle que sube de tono hasta casi volverse imperceptible y que denota un clavo bien puesto, te autoaseguras, mirás alrededor, si… estas en un lugar único, un lugar que nunca nadie había pisado, feliz, gritas a tu compañero VENIIIIII!!!

Read 2084 times Last modified on Domingo, 08 Noviembre 2015 16:31
Login to post comments